El Factor de Transferencia y el Virus del Papiloma Humano

El Factor de Transferencia del IPN, Immuné, es un extracto dializado de leucocitos provenientes de  glóbulos blancos de donadores sanos. Se transfiere la inmunidad y resistencia a enfermedades de un paciente (donador) a otro (receptor). Su papel es transferir señales de reconocimiento inmunológico entre células inmunológicas.


Se considera que la acción fundamental del Factor de Transferencia es actuar como un modulador de nuestro Sistema Inmune, manteniéndolo en equilibrio constante, ya sea para mantener una buena salud o en caso de que exista ya una enfermedad grave como el Virus del Papiloma Humano, ayudar a contrarrestarla y a disminuir las secuelas, lo que le dará a la persona una mejor calidad de vida.

Se dice que una respuesta inmunológica es inmadura por que tarda de diez a quince días en desarrollarse (madurar), como por ejemplo en un resfriado común que dure más de dos semanas. El Factor de Transferencia puede ayudar a ésta y muchas otras enfermedades ya que contiene funciones inductoras y supresoras. Las primeras transportan la respuesta inmune madura del donante al receptor. En cambio la función supresora ayuda a controlar la respuesta inmune cuando es demasiado activa y que puede llegar a dañar nuestro propio cuerpo (enfermedades autoinmunes).

Por su parte el Virus el Papiloma Humano son virus que infectan piel y mucosas tanto del hombre como de algunos animales. La mayoría de los virus de papiloma humano provocan verrugas genitales o infecciones menores, estos se consideran de “menor riesgo”. Hoy en día la infección provocada por el VPH es muy común en mujeres y en hombres, más de la mitad de ellos se encuentran infectados. Aunque estas infecciones no presentan síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno, en algunas personas se presentan anormalidades en los estudios como el papanicolau y hasta cáncer de cuello uterino.

Se calcula que existen más de cien tipos diferentes de VPH, de los cuales más de cuarenta tipos son llamados de “alto riesgo” ya que pueden infectar la vagina, el ano, el recto etc. y estos a su vez pueden provocar diferentes tipos de cáncer entre ellos el cáncer cérvico uterino. Este tipo es considerado el segundo cáncer más común y la tercera causa de muerte en mujeres.

Como mencionamos anteriormente las infecciones son asintomáticas, y particularmente en el virus del papiloma humano del 16 el 90% de las mujeres infectadas son detectadas 2 años después.

Se cree que una respuesta inmunitaria eficaz es el mecanismo por el cual se puede aclarar la prueba del ADN del Virus del Papiloma Humano, de esa manera los virus pueden ser más visibles y detectarse fácilmente. Sin embargo es probable también que el virus permanezca en estado latente (dormido) sin causar daño y posteriormente se reactive.

Por esta razón el uso del Factor de Transferencia edl IPN, Immuné,es una buena recomendación para complementar el tratamiento de las infecciones provocadas por el virus de papiloma humano.

Por el contrario estudios realizados indican que una respuesta inmunológica en bajos niveles (inmunodepresión) hace que el VPH sea más persistente y reincidente, por lo que se presentan mayor probabilidad de generar cáncer de cuello uterino. Esta sea posiblemente la razón por la cual muchos pacientes no responden al tratamiento convencional y cuando reciben el factor de transferencia, su estado de salud mejora de manera notable.

Entradas destacadas