Herpes Zoster y el Factor de Transferencia

El Herpes virux es un virus de la familia de los Herpes viridae. Existen dos virus de esta familia identificados, el virus tipo 1 y tipo 2 (HSV-1 y HSV-2). Generalmente el HSV-1 ha sido asociado con lesiones de la boca y la faringe y el HSV-2 con lesiones en áreas genitales, sin embargo, es posible encontrar el HSV-2 generando herpes bucofaríngeo y el HSV-1 generando herpes genital, aunque en este último caso se presenta de una manera más benigna y con menos tendencia a la recurrencia que el HSV-2. La fuente de infección de estos virus, la constituyen la saliva, las lesiones cutáneas, las heces fecales, la orina y las lesiones genitales de los sujetos infectados. El mecanismo de transmisión es por contacto directo. El virus puede contagiarse durante todo el tiempo en el que existan las lesiones y cuando existen lesiones en la boca, se ha encontrado el virus durante varias semanas después de haber desaparecido la última lesión.



HERPES Y EL FACTOR DE TRANSFERENCIA

En pacientes con lesiones en grandes extensiones de piel la mejoría en el dolor se presenta casi inmediatamente después de haber comenzado el tratamiento con Immuné, Factor de Transferencia desarrollado por Innovaciones Politécnicas S.A. de C.V., reduciéndose el tiempo de incapacidad. Mejor aún, los pacientes que han tomado el Factor de Transferencia Immuné como tratamiento refieren no presentar dolores posteriores (neuritis postherpéticas), lo que mejora en gran medida la calidad de vida del paciente. En el caso de herpes bucal (los típicos fogazos), las lesiones dejan de aparecer después de un tratamiento con Immuné Factor de Transferencia. Hasta el momento no se han reportado pacientes que hayan presentado complicaciones o infección a otros órganos después de un tratamiento, por lo que éste se ofrece hoy en día como un excelente complemento a los tratamientos convencionales a base de antivirales.


Entradas destacadas