Cúrcuma: El estimulante natural del sistema inmunológico

La cúrcuma india (Cúrcuma longa), también conocida como azafrán indio, y su principal ingrediente activo, la cúrcumina, son consideradas como verdaderas curas milagrosas para la salud y el bienestar.


El fortalecimiento preventivo del sistema inmunológico es simplemente más fácil que tener que lidiar con una infección después. En muchos países asiáticos, las personas consumen entre 1 y 3 gramos de cúrcuma al día en sus alimentos. El éxito: los alimentos condimentados con cúrcuma protegen contra las infecciones bacterianas y virales desde el interior. La cúrcuma también actúa como antioxidante y capta los radicales libres que dañan el cuerpo. Esto evita que patógenos como virus y bacterias penetren fácilmente en nuestras células. Además, promueve la formación de las llamadas células T, que son glóbulos blancos para la defensa inmunitaria.


Especialmente si nuestro cuerpo se siente debilitado o se acerca el momento de la infección, una porción extra de cúrcuma puede tener un efecto de apoyo. Gracias a su efecto estabilizador sobre la flora intestinal y a la estimulación de sustancias que aumentan el sistema inmunitario (los llamados leucotrienos), la cúrcuma ayuda a mantener el equilibrio del sistema inmunitario.


LA CURCUMA TIENE UN EFECTO ACTIVO CONTRA LOS VIRUS DE LA GRIPE.

La cúrcuma apoya un estilo de vida saludable a través de sus propiedades antisépticas y antibacterianas y también puede ayudar a desintoxicar el cuerpo. Ya en 2013, los investigadores chinos pudieron demostrar en pruebas de laboratorio que la curcuma tiene un efecto antiviral activo contra el virus de la gripe A.


En un estudio realizado por la Southwest University en Chongqing, China, los investigadores probaron con éxito la cúrcuma en el uso de nanopartículas de plata para tratar el virus RS (virus respiratorio sincitial), que es peligroso para los niños y desencadena enfermedades respiratorias.


Los investigadores pudieron demostrar que las nanopartículas de plata modificadas con la sustancia activa cúrcumina tienen un efecto inhibidor muy eficaz contra la infección por el virus del VSR al inactivar directamente el virus. La cúrcuma tampoco es problemática para los niños pequeños si se ingiere como especia en cantidades normales.


Entradas destacadas